Preguntas Frecuentes

¿Cómo decidimos que ya es el momento de ver a un especialista?
Generalmente, si una pareja ha intentado embarazarse durante más de un año y no lo ha logrado, es el momento de pedir informes a su doctor sobre tecnologías de reproducción asistida (ART). Recomendamos que la pareja no espere tanto tiempo si la mujer tiene más de 35 años de edad, o si existe un historial de desordenes del sistema reproductivo.

¿Qué probabilidades tenemos de lograr un embarazo mediante los tratamientos que se ofrecen en el IECH?

Las probabilidades de lograr un embarazo en general son de un 40%. Sin embargo, varían de acuerdo a la edad de la mujer y los factores que causen infertilidad. Conozcan más acerca de nuestras probabilidades de éxito.

¿Cuántos embriones se transfieren habitualmente durante la Fertilización In-Vitro?

No hay un número preestablecido, pues dependerá de las características de cada pareja. Sin embargo, en promedio se transfieren 3 embriones.

Si no se aspiran óvulos o si la técnica no produce un embarazo en el primer intento, ¿Qué tan rápido puede repetirse el procedimiento?

En aproximadamente 3 meses, dependiendo del individuo. La razón principal para esperar, es permitir que la paciente tenga su ciclo menstrual normal.

¿Aumentan las probabilidades de defectos congénitos con un embarazo mediante estas técnicas?

La experiencia mundial ha demostrado que no hay una asociación directa entre la técnica realizada y la existencia de enfermedades congénitas.

¿Cuál es el promedio de duración de un tratamiento?

Es de aproximadamente 40 días, desde que la paciente inicia con medicamentos hasta que los suspende.

¿Qué complicaciones pueden presentarse con este tipo de tratamientos?

Las principales complicaciones son el síndrome de hiperestimulación ovárica y el embarazo múltiple.

¿Cuáles son las probabilidades de un embarazo múltiple con estos procedimientos?

Las probabilidades son mínimas.

¿Podemos tener relaciones durante las dos semanas que preceden al día en que será llevado a cabo el procedimiento?

Sí, pero se recomienda que el cónyuge de la paciente se abstenga 48 horas antes de que se vaya a aspirar el folículo, ya que deberá proporcionar la muestra de semen para llevar a cabo la fecundación de los óvulos aspirados.

Después de que se lleve a cabo el procedimiento, ¿Cuánto debemos esperar para tener de nuevo relaciones?

Aunque no se ha establecido un tiempo definido de abstinencia, la mayoría de los expertos recomiendan de 5 – 7 días. Teóricamente, las contracciones uterinas asociadas con orgasmos podrían interferir con los estadíos tempranos de implantación.

Respecto a otras actividades, ¿Qué tan pronto puedo reanudar mi rutina normal?

Debes evitar el ejercicio extremo tal como el correr, montar a caballo, o nadar hasta que se confirme el embarazo. 

¿Qué impacto tiene la infertilidad en el bienestar psicológico de la persona?

La infertilidad frecuentemente crea una de las más angustiantes y devastadoras crisis existenciales que una pareja puede experimentar en conjunto. La incapacidad de concebir un bebe, a largo plazo, puede provocar sentimientos de pérdida significativos. Enfrentarse a las múltiples decisiones médicas y a las incertidumbres que la infertilidad provoca, pueden crear un  gran desbalance emocional  para la mayoría de las parejas. Si usted se siente ansioso, deprimido, fuera de control o aislado, usted no está solo.

¿Cómo puedo saber si la asesoría psicológica puede beneficiarme?

Todas las personas experimentan sentimientos, altas y bajas emocionales en el proceso de tratamiento de la infertilidad. Sentirse a veces abrumado es una respuesta totalmente normal. Sin embargo si experimenta alguno de los síntomas a continuación detallados por un período de tiempo prolongado, usted puede beneficiarse significativamente al trabajar con un profesional de la salud mental:

  • pérdida de interés en actividades usuales
  • depresión persistente
  • relaciones interpersonales tensas (con la pareja, familia, amistades y / o  colegas)
  • dificultad en pensar en otra cosa que no sea su infertilidad
  • altos niveles de ansiedad
  • disminución de la habilidad para lograr tareas
  • dificultad de concentración
  • cambio en patrones de sueño (dificultad en lograr dormirse o en mantenerse dormido, despertar temprano, dormir más de lo usual)
  • cambio en su apetito o peso (aumento o disminución)
  • incremento en el uso del alcohol o drogas
  • ideas de muerte o suicidio
  • aislamiento social
  • sentimientos persistentes de pesimismo, culpa o inutilidad
  • sentimientos persistentes de coraje o amargura

Adicionalmente, cuando se está en un tratamiento de infertilidad, el discutir algunos puntos con el profesional de la salud mental como son las diferentes opciones que se tienen y el explorar los sentimientos relacionados con estas alternativas, puede facilitar la clarificación del pensamiento y ayudar a la toma de decisiones. Por ejemplo, el consultar a un profesional de la salud mental puede ayudarle a usted y su pareja sí están:

  • en un punto crítico del tratamiento
  • decidiendo entre posibles alternativas de tratamiento
  • explorando otras opciones de construcción familiar
  • considerando la ayuda de terceros ( donación de gametos, subrogación)
  • dificultad de comunicación o si se tienen diferentes ideas sobre la dirección a tomar

¿Cómo puede el tratamiento psicológico ayudarme/ayudarnos a enfrentar la infertilidad?
Los profesionales de la salud mental con experiencia en el tratamiento de infertilidad pueden ser de gran ayuda. Su principal objetivo es ayudar a individuos y parejas a aprender cómo enfrentar los cambios físicos y emocionales asociados con la infertilidad. Para algunos el enfoque puede ser en cómo manejar la respuesta de la pareja. Para otros, puede ser en cómo escoger el tratamiento adecuado o cómo comenzar a explorar otras opciones de construcción familiar. Así mismo, aún para otros, será en cómo controlar el estrés, la ansiedad, o depresión. Al enseñarle al paciente estrategias en la resolución de problemas dentro de un ambiente de apoyo, el profesional de la salud mental ayuda a la persona a sobrellevar la pena, el dolor, el miedo y otras emociones; para que de ésta forma pueda encontrar la resolución de su infertilidad. Un buen terapeuta puede ayudarle a ordenar sentimientos, a reforzar habilidades de adaptación ya adquiridas, así como a desarrollar nuevas habilidades y a comunicarse con otros de una forma más clara. Para muchos, la crisis existencial provocada por la infertilidad eventualmente demuestra ser una oportunidad para fortalecer la vida y el crecimiento personal.