Pérdida recurrente de embarazos (PRE)

¿Qué es la pérdida recurrente de embarazos (PRE)?

Esta es una condición en la que una mujer tiene 2 o más pérdidas de embarazos clínicos (abortos) antes de que los embarazos lleguen a las 20 semanas. Las pérdidas se clasifican por el momento en que suceden. A la pérdida de un “embarazo clínico” la diagnostica un proveedor de atención médica por medio de ultrasonido. En la mayoría de los casos, un embarazo se puede ver con ultrasonido ya en la edad gestacional de 5 a 6 semanas (o 1 a 2 semanas después de una ausencia de la menstruación). Una pérdida “bioquímica del embarazo” es una que ha sido detectada únicamente por las pruebas de orina o de la hormona en la sangre antes de desaparecer. Las pérdidas bioquímicas no se incluyen normalmente en la elaboración de un diagnóstico de la PRE.

¿Cuáles son las causas de la PRE?

Hay una variedad de motivos por los cuales las mujeres pueden tener más de un aborto involuntario:

Causas genéticas

Muchos abortos involuntarios tempranos (los que ocurren en el primer trimestre, los primeros 3 meses del embarazo) se deben a anomalías genéticas en el embrión o el feto. Normalmente, hay 46 cromosomas que contienen los genes para el desarrollo normal. Muchos abortos involuntarios en el primer trimestre ocurren porque el feto tiene un cromosoma de más o porque le falta uno. Por ejemplo, los bebés con síndrome de Down tienen 47 cromosomas. Las anomalías cromosómicas ocurren por razones desconocidas en hasta el 60 % de los abortos involuntarios durante el primer trimestre. Las anomalías genéticas normalmente no permiten el desarrollo de un bebé sano. A medida que las mujeres envejecen, el riesgo de sufrir un aborto involuntario debido a estas anomalías genéticas aumenta desde un 10% aún 15% en mujeres menores de 35años hasta a más del 50 % en mujeres mayores de 40 años.

Causas anatómicas

Un problema con la forma del útero de una mujer puede ser una causa de la pérdida del embarazo. Tener una banda de tejido dentro del útero, denominada tabique, puede hacer que el interior del útero sea demasiado pequeño. Las mujeres que nacen con un tabique pueden tener abortos involuntarios más frecuentes. Los fibromas, tumores musculares benignos del útero, son comunes. Estos pueden provocar abortos involuntarios si crecen dentro o cerca de la cavidad uterina.

Causas relacionadas con el estilo de vida o el medio ambienteFumar aumenta el riesgo de padecer PRE. El uso de algunas drogas recreativas, como la cocaína, también puede dar lugar a un aborto involuntario. El exceso de peso se ha relacionado con la PRE, así como a otras complicaciones del embarazo. El consumo excesivo de alcohol o cafeína podría estar vinculado con la PRE.

Causas médicas

Las afecciones médicas sin tratar, como la enfermedad de la tiroides o la diabetes, pueden aumentar el riesgo de sufrir un aborto involuntario. Las anormalidades del sistema inmune o del sistema de coagulación de la sangre (trombofilia) también pueden causar una PRE.

Causas sin explicación

En más de la mitad de los casos de la PRE, los médicos no pueden determinar la causa de las pérdidas. No obstante, muchas de estas pueden deberse a anomalías genéticas.

¿Existen pruebas para descubrir las causas de la PRE?Los análisis de sangre pueden mostrar si una mujer tiene ciertas afecciones médicas, inmunológicas o de coagulación sanguínea que pueden causar la PRE. Los cromosomas de las mujeres y sus parejas masculinas se pueden estudiar mediante un análisis de sangre especial denominado “cariotipo”. Algunas personas saludables presentan diferencias en la forma en que se disponen sus cromosomas. Esto puede aumentar su riesgo de sufrir pérdidas de embarazos desequilibrados genéticamente. Una radiografía especial (histerosalpingografía) o un ultrasonido (sonohisterografía) pueden mostrar si una mujer tiene un problema con la forma de su útero. Si está disponible, el tejido de un aborto involuntario se puede evaluar para detectar anomalías genéticas.

¿Existen tratamientos disponibles para la PRE?

Con determinadas afecciones, el tratamiento médico o quirúrgico puede reducir el riesgo de que una mujer sufra abortos involuntarios futuros. Para obtener más información acerca de estos tratamientos, consulte la hoja informativa de la ASRM titulada Tratamiento de la pérdida recurrente de embarazos.

¿Podré tener un bebé incluso con antecedentes de PRE?Incluso después de haber tenido 3 abortos involuntarios, una mujer tiene de un 60 % a un 80 % de posibilidades de concebir y llevar un embarazo a término.