Nuestra historia

Nosotros---nuestra-historia---TituloIniciando nuestra tercera década de servicio

El Instituto para el Estudio de la Concepción Humana (IECH) se fundó en 1986 por un grupo de médicos que dedican sus vidas y práctica clínica al estudio y tratamiento de parejas infértiles. En 1988 se logró el primer bebé en México, utilizando un método nuevo llamado GIFT (Transferencia Intra-Tubaria de Gametos) en un programa de donación de óvulos. Hoy en día, el IECH ha logrado el nacimiento de más de 1,700 bebés, con las técnicas de reproducción asistida. Para tener la certeza de que nuestro personal reciba el entrenamiento de actualización constante y esté siempre a la vanguardia, contamos con la colaboración científica del Director del Centro de Fertilidad de Yale, el Dr. Pasquale Patrizio. Junto con él, los médicos del IECH, Dr. Samuel Hernández Ayup, el Dr. Roberto Santos Haliscak y el Dr. Pedro Galache Vega, han llevado a la práctica la Reproducción Asistida en México a niveles internacionales.

Nuestra práctica clínica ha crecido, ahora contamos con tres instalaciones mas ubicadas en la parte norte de México. Este crecimiento es para satisfacer las necesidades de nuestros pacientes, y a la vez nos hemos mantenido fieles a la filosofía de proveer cuidados médicos en un medio ambiente que apoya a cada pareja individualmente. También hemos participado como miembro activo de la comunidad médica en cuanto a la reproducción humana, al compartir nuestra experiencia clínica en foros académicos locales, nacionales, e internacionales. También hemos contribuido al desarrollo de especialistas altamente calificados.

Hoy en día el IECH está reconocido por tener uno de los programas más exitosos de fertilidad en el país. Nuestro equipo de médicos es considerado como uno de los mejores en el campo, a nivel nacional e internacional. Nuestros médicos tienen pasión por su profesión y han logrado obtener un porcentaje excepcional de embarazos durante los últimos 20 años. Juntos, nuestro grupo de médicos, biólogos, enfermeras y otros profesionales al cuidado de la salud, son capaces de identificar y sobrellevar con éxito los casos más complejos en infertilidad.