¿Qué hacer después de la inseminación artificial?

Tras un proceso de inseminación artificial (IA), ya sea conyugal (IAC) o con esperma de donante (IAD), la paciente deberá esperar unos 15 días aproximadamente para hacer el test de embarazo y confirmar si el tratamiento ha tenido éxito.
Durante estos días de betaespera, la mujer podrá seguir con sus rutinas diarias habituales, a excepción de casos puntuales en los que el médico indique hacer reposo. Además, es posible sentir algunos síntomas relacionados con la medicación hormonal, lo cuales pueden confundirse con síntomas del embarazo.

Reposo después de la Inseminación Artifical
El tratamiento de inseminación artificial termina con la introducción del semen capacitado en el interior del útero de la mujer con la ayuda de una cánula flexible. La fecundación entre el óvulo y el espermatozoide tendrá lugar de forma natural unas horas o días después.
Este procedimiento se lleva a cabo en la consulta del especialista y no es necesario entrar a quirófano, ya que es muy sencillo y casi indoloro. Una vez hecha la inseminación, se recomienda que la mujer repose de 15 a 25 minutos en la camilla o habitación de recuperación si es el caso para su mayor comodidad y tranquilidad.
No obstante, no es necesario mantener reposo tras una inseminación artificial ni tampoco aumenta la probabilidad de éxito, a no ser que el médico lo indique por algún motivo especial. Después de que la mujer o pareja hayan abandonado la clínica, ésta puede seguir con su vida normal: ir a trabajar, conducir, hacer actividades de ocio como pasear, ir al cine, etc.

Tiempo de espera
Justo después de la inseminación artificial, empieza el periodo conocido como betaespera , que durará hasta el día de la prueba de embarazo.
La betaespera de la IA tiene una duración aproximada de 15 días y, durante este periodo de incertidumbre, la mujer puede presentar molestias debido al tratamiento defertilidad.

Síntomas de la Inseminación Artificial

Es habitual que la mujer reciba, desde el día de la inseminación, un tratamiento hormonal con progesterona para mantener el estado idóneo del útero y favorecer laimplantación del embrión.
Esta administración de progesterona durante la betaespera, más el resto de fármacos hormonales utilizados durante laestimulación ovárica, pueden dar lugar a efectos secundarios de intensidad variable en la mujer.
A continuación, vamos a enumerar los posibles síntomas después de una inseminación artificial:
 Hinchazón de vientre
 Dolor abdominal
 Molestias en el útero debido a la inserción de la cánula
 Manchado marrón
 Ganas frecuentes de orinar
 Pechos hinchados
 Flujo vaginal transparente o amarillo
 Cansancio

Síntomas después de la inseminación artificial
Las mujeres suelen confundir estos efectos secundarios de la medicación consíntomas de embarazo, lo cual es un error. Estas molestias son características de la inseminación artificial y pueden aparecer igualmente con independencia del resultado
positivo o negativo del test de embarazo.

¿Cuándo hacer el test de embarazo?
La prueba de embarazo, ya sea en orina o en sangre, se llevará a cabo cuando lo indique el ginecólogo. Lo más habitual es esperar que pasen unos 15 días desde la IA, tiempo suficiente para que se sintetice la hormona beta-hCG y que pueda ser
detectada por el test de embarazo.
Si se hace la prueba de embarazo antes de tiempo, hay riesgo de obtener un falso negativo porque la hormona aún no puede ser detectada. Del mismo modo, también podría obtenerse un falso positivo si el test se hace muy pronto, ya que estaría
detectando la hormona utilizada para inducir laovulación.
En cuanto al modo de hacer el test, si en sangre o en orina, ambas formas son fiables si se realizan en el momento adecuado. No obstante, siempre en más recomendable hacer la prueba cuantitativa en sangre después de un tratamiento dereproducción asistida.
En caso de obtener un resultado negativo en el test, se espera que la mujer presente un sangrado vaginal correspondiente con lamenstruación en los próximos días.

Durante este inicio de ciclo, la mujer puede llevar a cabo un nuevo intento, ya que las inseminaciones artificiales pueden realizarse de forma consecutiva.

Consejos que pueden ayudar a las mujeres después de la inseminación artificial:
 Mantener relaciones sexuales entre ocho y doce horas después del
procedimiento, ya que las contracciones uterinas favorecerán el ascenso de los
espermatozoides depositados en el útero.
 Evitar los grandes esfuerzos físicos: no cargar peso y sustituir los deportes de
elevada intensidad por otros más suaves.
 No estar pendiente de todos los posibles síntomas ni relacionarlos con el
embarazo.
 No obsesionarse con el posible resultado. Es importante mantenerse muy
positivas, pero también prepararse para un posible negativo.
 Mantenerse ocupada ayuda a pensar en otras cosas y reduce el estrés asociado
al tratamiento, así que planea actividades para las 2 semanas de betaespera.
 Consultar con el especialista en caso de tener síntomas muy molestos o
presentar un sangrado vaginal abundante antes de tiempo.
 No cambiar o abandonar la medicación hormonal por cuenta propia.
 Compartir sentimientos con la pareja y apoyarse mutuamente