Sonohisterografía con solución salina SHG

La sono-histerografía con infusión salina (SIS o SHG) es un procedimiento que se realiza para evaluar el útero y la forma de la cavidad uterina. En la SHG se utiliza ultrasonido y líquido estéril para ver el útero y la cavidad endometrial (el revestimiento uterino). También se ven los ovarios con la SHG. El propósito es detectar cualquier anormalidad.

¿Por qué se realiza la SHG?

La SHG puede realizarse para investigar trastornos como sangrado uterino anormal, infertilidad y abortos espontáneos recurrentes. También puede realizarse para observar la estructura del útero. Puede realizarse en mujeres con anormalidades congénitas en el útero antes y después de que se sometan a cirugía o para detectar problemas como pólipos o tejido cicatricial dentro del útero. La SHG también puede ayudar a controlar anormalidades uterinas encontradas durante una ecografía de rutina.

No deben realizarse SHG en mujeres embarazadas o que puedan estarlo. Tampoco debe hacerse en mujeres con infecciones pélvicas activas.

¿Cómo se realiza la SHG?

Por lo general, la SHG se realiza cuando finaliza el período menstrual. Puede realizarse en cualquier momento a mujeres que no menstrúan (quienes toman medicamentos para no menstruar, posmenopáusicas, etc.). En primer lugar, se realiza una ecografía vaginal.

Luego, se introduce un espéculo y se coloca un catéter angosto en la vagina, a través del cuello del útero, hasta la cavidad uterina. La ecografía continua mientras se introduce solución salina (agua con sal) al útero. La solución salina llena el útero, lo que permite observar el contorno de las paredes uterinas y la cavidad. De existir, se observan anormalidades como miomas (fibromas), pólipos o tejido cicatricial dentro del útero.

¿Cuáles son los riesgos y las complicaciones?

La SHG es un procedimiento seguro y por lo general se realiza sin inconvenientes. Las complicaciones graves son poco frecuentes. La complicación grave más común de la SHG es la infección pélvica. Pero esto ocurre menos del 1% de las veces y por lo general en mujeres con obstrucciones o infecciones en las trompas de Falopio.

La SHG también puede generar cólicos (calambres), sangrado y secreción vaginal. Algunas mujeres tienen cólicos durante varias horas después del procedimiento. Muchas veces se recomienda tomar medicamentos como ibuprofeno antes de este estudio. Algunos médicos pueden recetar analgésicos más fuertes y/o antibióticos antes del procedimiento. Debe llamar al médico si sufre dolores o fiebre entre 1 a 2 días siguientes a la SHG.

Imágenes de la SHG. Se ve la pared del útero una vez que se ingresó la solución salina a la cavidad uterina. La solución salina en el útero se ve como espacio “vacío” o negro. Un mioma o broma (tumor benigno) puede verse en la cavidad uterina en la parte superior de la imagen.

Fibroma uterino

 

 

 

 

 

 

Cavidad uterina normal