Vasectomía y Reversión de Vasectomía

La Vasectomía es una procedimiento quirúrgico electivo para el hombre donde se obstruye o remueve una porción de ambos conductos deferentes, con fines de planificación familiar. Aunque se considera un método permanente, la vasectomía puede ser revertida en los varones que busquen recuperar su potencial reproductivo, ya sea por cambio en el estado civil o por nuevos deseos reproductivos.

Aunque la reversion de la vasectomia es posible en la mayoría de los casos, sus indicaciones y posibilidad de éxito depende en gran forma de todos los factores involucrados en la infertilidad (femeninos y masculinos). Se tienen que tomar algunas consideraciones antes de tomar la mejor decision sobre la mejor alternative de tratamiento. La edad y el estado de fertilidad de la pareja se deben estudiar cuidadosamente para valorar la posibilidad de conseguir el objetivo de un embarazo a término posterior a la realización de la reversion. Un dato que resulta controversial es que aproximadamente 60% de los varones con vasectomia desarrollan anticuerpos antiespermáticos que se discute pueden ocasionar alguna interferencia en la fertilidad del varón. Sin embargo, el promedio de embarazos posterior a una reversión es de aproximadamente 50 a 70%. Una alternativa eficaz a la reversión es la extracción del espermatozoide directamente del epidídimo o del testículo (PESA-TESElink) y en conjunto con la realización de una Fertilización In Vitro e Inyección intracitoplásmica del espermatozoide debe ser considera como un medio altamente efectivo para conseguir el embarazo. La decision entre ambos procedimientos debe tomar en cuenta el número de hijos deseados en la pareja.