Genética Reproductiva

Una gran parte de las causas de infertilidad pueden estar asociadas a problemas Genéticos, si estas alteraciones son diagnosticadas a tiempo la probabilidad de embarazo puede ser superior al 60 % y más del 80% de probabilidades de tener un bebé nacido sano.

Es necesario identificar antes de la implantación con el número adecuado de cromosomas para aumentar el éxito de implantación y éxito en los tratamientos de fertilidad.

En el Centro de Fertilidad IECH contamos con la infraestructura para realizar todas las pruebas genéticas en el área reproductiva.

 

1.- Diagnóstico Genético Pre-implantación PGS / PGD

 

Es el análisis genético de los embriones que se obtengan en etapa de blastocisto (día 5) durante un tratamiento de reproducción asistida (Fertilización In Vitro) para ayudarte a obtener un bebé nacido sano.  

  • Se realiza una biopsia a las células del embrión
  • Permite identificar alteraciones genéticas en los embriones antes de la transferencia
  • Aumenta de forma significativa las tasas de embarazo y recién nacido sano

Las principales indicaciones ó recomendaciones son:

    • Fallas en la implantación: Cuando se han realizado dos o más transferencias de embriones de buena calidad y no se implantan. El factor endometrial y las anomalías cromosómicas afectan la capacidad de implantación del embrión.
    • Edad Materna Avanzada: 40 años ó más, el riesgo de anomalías cromosómicas en embriones aumenta con la edad, así como la probabilidad de abortos del primer trimestre.  
    • Abortos de repetición: Pacientes que han sufrido dos o más abortos espontáneos del primer trimestre.

 

  • Ciclos de FIV fallidos: Casos en los que la calidad embrionaria y endometrial se encuentra en buenas condiciones y no se presenta el embarazo.

 

  • Infertilidad Masculina: Alteraciones en la calidad espermática puede condicionar a formación de embriones anormales en los cromosomas.

 

  • Embarazos previos con anomalías cromosómicas o bebés genéticamente anormales, malformaciones previas.  

2.-Test Genético de Portadores para determinar el riesgo de tener un hijo con una enfermedad genética incurable.

Determina si los padres son portadores de una o más mutaciones genéticas recesivas, ya que, si ambos padres comparten una mutación en el mismo gen, su descendencia puede estar afectada.

 

3.-Análisis de Receptibilidad Endometrial

 

Determina el momento en que el endometrio es receptivo y localiza el momento correcto que se debe realizar la transferencia embrionaria para disminuir la probabilidad en pacientes que han tenido fallos en la implantación.

En algunos casos de falla de implantación se han determinado alteraciones infecciosas (bacterias) endometriales que impiden la implantación, es posible realizar la determinación de estas bacterias con estos exámenes.