Inseminación Intrauterina (Artificial)

Es un tratamiento de baja complejidad que se realiza de forma ambulatoria en el consultorio, el cual consiste en colocar los espermatozoides (previamente capacitados en el laboratorio) dentro del útero (en el fondo uterino, cercano a las trompas de Falopio) para facilitar el camino de los espermatozoides por las trompas uterinas para llegar al ovulo y fertilizarlo (fecundarlo).

El objetivo es aumentar el número y calidad de los espermatozoides que llegan hasta las trompas uterinas de Falopio, lo cual aumenta las posibilidades de fecundación.

Las principales indicaciones para una inseminación intrauterina (artificial) son:

  • Alteraciones Ovulatorias (Problemas con los ciclos menstruales)
  • Alteraciones espermáticas (Leves o Moderadas)
  • Una trompa de Falopio obstruida
  • Más de 1 año sin lograr el embarazo sin otra causa de infertilidad.
  • Alteraciones o problemas en el cuello uterino o con el moco cervical
  • Disfunción sexual en la eyaculación
  • Parejas del mismo sexo femenino
  • Mujeres sin pareja masculina con muestra de donador

Las probabilidades de éxito dependen de varios factores, pero de forma general es del 20 al 25 % por cada intento.

Es necesario una valoración por el especialista en pareja para determinar si son candidatos a este tratamiento y sus probabilidades de éxito.