Preservación de la fertilidad femenina y masculina

 

Preservación de la fertilidad femenina

¿Qué hacer si me diagnostican cáncer y aún no soy madre?

¿Qué hacer si soy una mujer joven pero aún no me quiero embarazar?

Si te encuentras en alguna de estas dos situaciones en el Centro de Fertilidad IECH te podemos ayudar.

La criopreservación de óvulos y tejido ovárico, es una nueva opción para preservar la fertilidad en la mujer, esto significa que, en el futuro cuando decidas embarazarte, cuentas con la misma probabilidad que tenías cuando decidiste preservarlos.

Existen dos técnicas para la crioconservación: la vitrificación de óvulos y la criopreservación de tejido ovárico. En la técnica de la vitrificación de óvulos, se obtienen éstos aspirándolos de los folículos del ovario, para ser congelados de forma rápida, minimizando de esta manera, la formación de cristales de hielo en los óvulos, manteniendo intacta la estructura celular, lo cual le da una excelente integridad y mejor desarrollo de los óvulos

Está técnica se puede emplear en mujeres en edad fértil desde los 18 a 38 años con buenos resultados. Se requiere de una previa valoración médica y un ciclo de tratamiento que dura alrededor de 2 semanas para la posterior obtención de los óvulos.

La Sociedad American de Oncología Clínica ha establecido a la vitrificación de óvulos como una técnica no experimental ideal en las pacientes que deseen preservar la fertilidad.

La congelación de tejido ovárico es una técnica experimental en la cual se obtiene el tejido ovárico sano por medio de una microcirugía para ser criopreservado.  Una de las principales ventajas de esta técnica además de lograr un embarazo es la reanudación de la función ovárica previa.

En el Centro de Fertilidad IECH contamos con un programa especial enfocado a las pacientes diagnosticadas con Cáncer o alguna enfermedad que dañe su fertilidad.

Si quieres mayor información, puedes agendar una cita de preservación de fertilidad, en la cual se realizará una valoración del estado fértil actual y se proporcionará mayor información sobre las distintas opciones que tienes.

 

Preservación de la fertilidad masculina

Existen algunas ocasiones por las que es necesario almacenar espermatozoides y la mejor manera de proteger tus oportunidades reproductivas en el futuro es preservando tu fertilidad antes de iniciar tratamientos médicos o en caso de otras situaciones especiales, como en las siguientes:

  1. La persona será sometida a tratamientos relacionados con cáncer
  2. La persona será sometida alguna cirugía de testículos o de la próstata
  3. Desee almacenar un respaldo de espermatozoides antes de realizarse una vasectomía
  4. Presente el varón oligospermia (conteo bajo de espermatozoides) y requiera de algún respaldo para el tratamiento de fertilidad
  5. Por estar en alguna ocupación de alto riesgo

Las muestras de semen son almacenadas en un Banco de semen, el cual tiene como propósito la crioconservación de espermatozoides humanos. Las muestras son congeladas y guardadas a una temperatura de menos 196 grados centígrados en tanques de almacenamiento con nitrógeno líquido. La crioconservación se realiza mediante un procedimiento seguro y ampliamente probado que permite el almacenamiento por un tiempo indefinido, asegurando una buena supervivencia de espermatozoides tras la descongelación.

El Centro de Fertilidad IECH cuenta con un banco de semen para ofrecerte un servicio con alta calidad y tecnología de vanguardia. Contamos con más de 20 años de experiencia en almacenamiento de semen.